GEA DE ALBARRACÍN

VILLA MORISCA

 

Entre las ciudades de Teruel y Albarracín, y en la carretera que une estas dos, recostada sobre la falda de una colina, como adormecida por el suave murmullo de las aguas del Guadalaviar y teniendo como alfombra de sus pies la extensa, fértil y multicolor vega que lleva su nombre, se encuentra la villa de Gea.

 

Villa que fue amurallada, con dos únicas puertas que recuerdan los geanos con los nombres del Portal del Molino y Portal de las Fraguas.

 

Su construcción es eminentemente árabe, con casas-jaula que parece van a caerse de un momento a otro, pero que resisten la acción de los siglos por la combinación de sus maderajes.


 

PLANO DE UBICACIÓN DE LA VILLA DE GEA

 

Los Primeros Pobladores: MAR THETYS

Hace 150 millones de años,la Sierrade Albarracín estaba cubierta por el Mar de Thetys, precursor del actual Mediterráneo. De esta época aun es fácil encontrar restos fosilizados de los primeros pobladores de la localidad como cocodrilos, esponjas, braquiópodos, bivalvos, gasterópodos, equinodermos o ammonites. En el centro de interpretación de Dinópolis en Albarracín se pueden encontrar algunas muestras de estos hallazgos.


EL IMPERIO ROMANO (Acueducto)

El acueducto romano, que partiendo de las proximidades de Albarracín llegaba hasta Cella, es sin duda una de las obras públicas hidráulicas más importantes dela PenínsulaIbérica, realizada en el siglo I de nuestra era.

Este acueducto de casi 25 Kms. de recorrido, discurre inicialmente junto al río Guadalaviar y su finalidad era el suministro de agua al núcleo urbano de la ciudad romana que existió, desde el siglo I a.C., en la actual Cella.

A lo largo de todo el recorrido del acueducto existen 7 tramos adaptados para la visita, donde se han dispuesto mesas de interpretación que informan sobre las características y técnicas de construcción del mismo.

Los tramos más espectaculares se encuentran en el término de Gea:

Tramo del Azud: el acueducto transcurre excavado en la roca, en paralelo al gran cortado de roca existente. Se pueden reconocer numerosas ventanaso lumina de ventilación a tramos regulares.

Tramo “Barranco de los Burros”: en este tramo de gran belleza paisajística, el acueducto discurre excavado en la roca, dando un dramático giro para salvar el barranco, y seguir la curva de nivel. Sin lugar a dudas es el tramo más espectacular del acueducto.

Tramo “Cañada de Monterde y Las Hoyas”: En este tramo el acueducto es subterráneo, destacan en él los enormes pozos de ventilación o “putei”, en ocasiones de gran profundidad.

CENTRO DE ACOGIDA DE VISITANTES DEL ACUEDUCTO. En este edificio se presenta toda la información necesaria para conocer como transcurrió la construcción del acueducto y su finalidad. A través de un recorrido tematizado se nos traslada hasta hace 2000 años y vamos a contemplar la importancia del agua y su óptimo aprovechamiento durante el imperio romano, como es el trazado del acueducto y como se realizaron los trabajos. Para ello se han utilizado elementos de última tecnología que permiten recrear el hábitat de aquella época.

Una vez que hemos visitado el centro, ya estamos preparados para recorrer los tramos recuperados del acueducto.


EL ISLAM

La arquitectura tradicional se remonta a la Edad Media, anterior a 1610, momento en que los moros son expulsados. Se trata de construcciones que ocupan muy poco espacio de suelo (30-50 metros) con un zaguán y las cuadras en planta baja, la cocina y alcobas en 1ª planta y graneros y sonalares en 2ª e incluso 3ª planta. Se trata de construcciones donde el material más importante es la madera para la estructura y yesos para los paños. Las fachadas cuentan con voladizos y aleros que hacen que prácticamente se toquen unos frente a otros y muros realizados con aljez rojo. Se trata de construcciones muy arraigadas tanto en Gea como en Albarracín.

 

EL ESPLENDOR DE LOS SIGLOS XVII Y XVIII


CONVENTO DE LOS CARMELITAS DESCALZOS Y SU IGLESIA . Las dependencias conventuales e iglesia del Carmen son obra del tercer cuarto del siglo XVII (si bien la iglesia se terminó en el siglo XVIII). El claustro y su alero (de madera con cabezas de animales y hombres) son pieza capital dentro de la Sierra y fue afectado por la desamortización de Mendizábal. La iglesia muestra barroquismo por todos los rincones: pinturas, retablos, púlpito y órgano. Consta de tres naves.

CONVENTO DE LAS MONJAS CAPUCHINAS DE CLAUSURA . Este monasterio es más moderno (de segunda mitad del siglo XVIII) es franciscano, muy acorde con el espíritu de pobreza y sencillez de San Francisco. La iglesia del convento, sencillamente bonita, es de cruz latina y corte bizantino; su cruceroestá coronado por una amplia cúpula. En el retablo mayor está la imagen de Nuestra Señora de los Dolores. Destacan los dos retablos del crucero, uno dedicado al Santo Cristo de la Paz y el segundo cu7enta con una hermosa talla de la Inmaculada Concepción.

IGLESIA PARROQUIAL DE SAN BERNARDO . Será también en este periodo cuando se acometan las grandes edificaciones civiles y palaciegas: La Casa Grande, La Casa de Las Leopoldas o La Casa de Peylorón.